Thula, el gato que ayudó a una niña con autismo

Iris Grace Halmshaw es una niña con seis años de edad, que tiene autismo severo y sólo empezó a hablar cuando conoció a Thula.

Sus padres al enterarse de la enfermedad de su hija buscaron actividades para ayudarla con su enfermedad, la que más le gustó es la pintura, Iris ha creado sorprendentes paisajes al estilo Monet desde que tenía tres años, por este motivo sus padres idearon sesiones de arte para ayudarla con la concentración y la voz.

iris-dibujando-thula

La niña ya es una aclamada artista y algunas de sus pinturas llegan a costar hasta 1.500 euros. Podéis ver algunas de sus pinturas en su página web http://irisgracepainting.com/

Arabella Carter-Johnson, la madre de Iris, relata la historia en el libro “Iris Grace“, ella cuenta que habían probado otros animales, primero con perros o caballos, ya que habían oído de la conexión que muchas veces establecen los niños autistas con las mascotas. Pero no funcionó.

Arabella también cuenta que “Thula estuvo al lado de Iris desde el momento en que la vio y se durmió en sus brazos durante su primera noche como si de un ángel de la guarda se tratase”.

Como podéis ver en el vídeo Thula es un Maine Coon que le encanta nadar y eso ayudó a Iris a superar su miedo al agua.

Podéis ver más vídeos en su canal de Youtube, y seguirla en su página de Facebook.